We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Proyecto “En minga con los pueblos indígenas y por el derecho a su palabra”

Los pueblos indígenas Totoroes, Kokonuco, Yanacona, Guambiano y Nasa, en convenio con la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle y el auspicio de la Iniciativa para la Democracia y los Derechos Humanos de la Comisión Europea, desarrollaron entre el 2002 y el 2004 una experiencia de comunicación para la movilización social orientada al fortalecimiento de las organizaciones sociales.

La experiencia convocó a los diferentes pueblos aborígenes del departamento del Cauca en el desarrollo del convenio «En minga con los pueblos indígenas y por el derecho a su palabra», proceso de construcción colectiva que en alianza con la comunidad académica contempló el diseño, la ejecución y evaluación participativa de una estrategia que aportara, desde la comunicación y el pensamiento de los pueblos socios del convenio, a la construcción de un país pluralista y democrático. La estrategia asumía que, a través del trabajo de desarrollo y diseño de comunicación –que no se limita al desarrollo de comunicación mediática-, las comunidades indígenas podían profundizar su capacidad de gestión y organización, la habilidad para construir alianzas, avanzar en la concertación con otros grupos y movimientos sociales y consolidar las redes que les han permitido históricamente hacer frente a los procesos de exclusión social. Serían ellos los encargados de coordinar y poner en marcha las diferentes formas de organización y comunicación de la estrategia, tanto aquellas que implicaban comunicar repensando las tradiciones -como ocurrió con las mingas de pensamiento- como aquellas que repensaban la contemporaneidad, como sucedió con el trabajo de producción de fotografía y video, y la creación de series radiofónicas.

La estrategia de comunicación desarrollada generó escenarios de encuentro y comunicación de los jóvenes con sus taitas, autoridades tradicionales, líderes y mayores como oportunidad para sensibilizarlos de participar en el desarrollo de la organización social de sus comunidades. Abogando por la visibilización digna y respetuosa de las culturas constitutivas de la nación en los medios de comunicación, se llevó a cabo un proceso de Monitoreo de Medios que reconoce y analiza el tratamiento de la información referida a asuntos indígenas en los principales medios nacionales y regionales, en prensa, radio y televisión. El monitoreo de medios de comunicación reconoció modos y funciones de representación que los medios hacen de los pueblos indígenas. Las reflexiones y propuestas derivadas de las diferentes mesas de concertación con periodistas y medios fueron consignadas en un documento-memoria que invita a los periodistas, las facultades de comunicación y los movimientos sociales a pensar el papel que los medios pueden jugar en la consolidación de patrones de representación que promuevan la inclusión social, el pluralismo y el ejercicio de la democracia en Colombia.

La Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle ganó en 2005 el Premio Nacional El Espectador-Ascún (Asociación Colombiana de Universidades)-Embajada de Francia al mejor trabajo de Investigación en Ciencias Sociales por la investigación “La representación de lo indígena en los medios de comunicación”. El proyecto fue diseñado y concebido con la participación de Jeremías Tunubalá, Daniel Piñacué, José Vicente Otero y Maritza Paja, en representación de cinco pueblos indígenas del Cauca, contó con la asesoría de los profesores Hernán Toro, Carlos Patiño y María Victoria Polanco.

El monitoreo de medios constituyó uno de los cinco componentes del convenio titulado “En minga con los pueblos indígenas y por el derecho a su palabra”, la redacción del informe final estuvo a cargo de la comunicadora social Maribel Bolaños Arteaga y el profesor Julián González Mina.