We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Realización del proyecto “Cali de Vida” (José Hleap)

El Proyecto Cali de Vida, nuestra empresa cultural (2001- 2004) fue la estrategia transversal de educación y comunicación del Programa de apoyo a la convivencia y seguridad ciudadana de la Alcaldía de Cali, en el marco de un Préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo.

Cali de Vida fue una estrategia de educación y comunicación que exploró, conectó y potenció las múltiples dimensiones de lo social donde se construye lo público (Estado, organizaciones civiles, participación informal de los ciudadanos y medios de comunicación).

La Red Social para la formación ciudadana posibilitó el trabajo mancomunado de 43 organizaciones comunitarias pertenecientes a 17 redes sociales, insertadas en todas las comunas de la ciudad; 73 agentes comunitarios se empoderaron con herramientas de comunicación e indagaron sobre los factores que ponen en riesgo la convivencia.

La Red de Medios por la Convivencia consolidó un grupo de periodistas comprometidos, desde su labor cotidiana, con la promoción de la convivencia en Cali. Este compromiso se materializó con el posicionamiento en las políticas de ciudad, y en la opinión pública mediante una agenda en la que un grupo de ciudadanos plasmó sus iniciativas en pro de la convivencia.

Escenarios de Vida movilizó a más de 120 actores de ciudad de los sectores académico, público, privado y comunitario, en la construcción de una visión de ciudad. Concertó con los sectores el diseño de un Plan de Acción en convivencia y seguridad para Cali, enfatizando en el compromiso de los sectores sociales en su implementación.

Comunicación para la Movilización Social consistió en un esfuerzo mediático sostenido de producción y programación, utilizando el canal universitario, la emisora de la universidad, el canal regional y los canales comunitarios, para la movilización colectiva en torno a la convivencia y la cultura ciudadana. Además, se realizó un monitoreo a la dinámica de transformación cultural en convivencia y seguridad propiciada por los distritos de paz, desde el sistema de medición sobre cultura ciudadana.

Fue una alternativa a los modelos que habían hegemonizado el trabajo sobre seguridad y convivencia en la ciudad, desde los cuales se veía la comunicación como un instrumento de propaganda o de inducción de comportamientos y la educación como la transmisión de valores y preceptos desde la visión ilustrada del comportamiento ciudadano. Esta empresa cultural de formación ciudadana vinculó la realidad social y cultural del habitante, de su opinión y sus deseos de ciudad (Red Social para la formación ciudadana, juegos –simulacro festivales artísticos por la vida) con la eficacia mediática (Red de medios por la convivencia, Comunicación para la movilización, agencia comunitaria de noticias), lo que permitió implicar a los caleños y posicionar en la agenda pública a la convivencia y la educación ciudadana como prioridades para hacer viable y vivible la ciudad.