We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Sistematización de Experiencias Significativas de Educación y Desarrollo Comunitario

El profesor José Hleap formuló a comienzos de la década de 1990 algunos de los principios fundamentales del Modelo de Sistematización de Experiencias Significativas de Educación y Desarrollo Comunitario, que el Grupo de Investigación en Educación Popular ha ido enriqueciendo y complejizando con el correr de los años.

Gracias al modelo en estos momentos hay un importante número de experiencias sistematizadas en los proyectos de investigación del grupo, en la Maestría de Educación con énfasis en Educación Popular y Desarrollo Comunitario, en el programa académico de Recreación, en la Licenciatura de Educación Popular, todos programas del Instituto de Educación y Pedagogía de la Universidad del Valle, y en el programa de pregrado de Comunicación Social de la Escuela de Comunicación Social.

El modelo de sistematización ha sido empleado para examinar las políticas de medios de comunicación de la Universidad del Valle, para comprender los saberes y experiencias generados por diversos proyectos y movimientos comunitarios alrededor de la paz y la convivencia en el país (ver El Conocimiento Social en Convivencia desde los Escenarios de la Educación Popular, Universidad del Valle, Cali, 2009), y el propio movimiento social de sistematización de experiencias educativas ha sido objeto de estudio en la tesis doctoral del profesor Hleap titulada La sistematización de experiencias como movimiento latinoamericano de gestión social del conocimiento: su dimensión educativa (Doctorado Interinstitucional en Educación, Universidad del Valle, Universidad Distrital, Universidad Pedagógica Nacional, 2012).

También en la Escuela de Comunicación Social se han puesto en marcha Estrategias de Información, Educación y Comunicación (IEC) para el manejo integral de los residuos sólidos en el municipio de Santiago de Cali; para la construcción de redes de salud sexual y reproductiva entre jóvenes como Enredémonos por lo sano; o iniciativas de movilización y participación social a gran escala como el proyecto Cali De Vida: Nuestra Empresa Cultural, que Hleap sintetiza en los siguientes términos:

Afincados en la visión comprensiva de cultura ciudadana, quisimos contar con una aproximación a lo que esta podría significar en la ciudad de Cali si contábamos con los caleños en tanto ciudadanos, actores políticos, habitantes y públicos, mediante un proceso de investigación-acción que llamamos “sistema de monitoreo y medición en cultura ciudadana”, articulando la opinión ciudadana (sondeos y conversatorios) con los casos (entrevistas a habitantes y líderes) y las ocurrencias (interpretación de agregados y situaciones-test). El componente de medición y monitoreo del proceso de cultura ciudadana en Cali llegó hasta la elaboración del quinto sondeo (2005), el establecimiento de la línea comparativa en conocimientos, actitudes y prácticas (CAP) en cultura ciudadana y la interpretación de algunas experiencias sistematizadas en el proceso de “Cali De Vida” que se contaron como “estudios de caso” o “situaciones-test” para introducir información cualitativa en el sistema de medición sobre cultura ciudadana, dado el hecho de que surgieron de convocatorias públicas incluyentes, cuya participación fue voluntaria y se sostuvo en los dos años del proceso.

José Hleap, adicionalmente, ha venido trabajando en campo de prácticas y estudio, el de la gest(ac)ión cultural, desde finales de la década de 1990. Dos publicaciones “El regreso: Buscando la simiente” (Convenio Andrés Bello, 1997), y Gestión Cultural, Conceptos y Herramientas (Convenio Andrés Bello, Universidad del Valle, 2008), y conjunto de artículos y ponencias versan sobre concepciones de gestión cultural no limitadas a la administración y ejecución de políticas.

En conjunto, tanto la sistematización de experiencia, como los proyectos de movilización social y cultural, como las iniciativas de gest(ac)ión cultural que Hleap ha animado, suponen una vuelta de tuerca a la racionalidad administrativa convencional, a un régimen de saber que diferencia entre quién detenta el conocimiento experto y quién oficia como mero beneficiario de la actividad bienintencionada de los administradores o entidades de intervención; y una visión de la educación que entiende que el conocimiento y el saber no puede ser entendidos por fuera de las propias formas de organización y movilización que las comunidades, grupos y personas se dan.

Esta reformulación de lo educativo que entronca con la participación, la movilización y las formas de organización social y comunitarias es un hito clave en el devenir de la Escuela de Comunicación Social.